consentimiento informado suelo pélvico fisioterapia

¿QUÉ ES UN CONSENTIMIENTO INFORMADO EN LA FISIOTERAPIA DEL SUELO PÉLVICO?

En términos sanitarios, el consentimiento informado (en la fisioterapia del suelo pélvico) se basa en como una vía de comunicación e información entre el profesional sanitario y el paciente.

Desarrollo que finaliza con la aceptación o negación por parte del paciente en relación a un procedimiento terapéutico o de diagnóstico.

Después de haberle informado de los riesgos, beneficios y alternativas, para poder implicarse con plena libertad en su decisión.

El proceso de información y toma de decisiones en el ámbito asistencial, tiene su fundamento en los derechos humanos, y concretamente en el derecho a la libertad de una persona para decidir sobre su propia salud.

Los principiales objetivos de este consentimiento son “brindar información en cantidad y calidad suficiente, para que el paciente competente tome sus decisiones al respecto. Otorgar el derecho de la gente a su autonomía y a su libertad en la elección de decisiones”. 

¿Qué requisitos debe cumplir el consentimiento informado?

El consentimiento informado tiene que cumplir con al menos cuatro requisitos que son:

  • Capacidad: la persona debe tener la facultad de establecer las decisiones.
  • Voluntariedad: Las personas deben decidir con autonomía, someterse a una terapia o ser partícipe en un estudio sin que le persuada ni se le manipule. La voluntariedad de dicho consentimiento es vulnerado cuando se solicita por individuos en posición de autoridad o no se ofrece un tiempo suficiente al paciente para reflexionar o decidir.
  • Información: Las opciones deben ser fáciles de comprender y tienen que incluir el objetivo de la terapia o del estudio, su proceso, los beneficios y riesgos potenciales; y que siempre existe la opción del paciente de rechazar el tratamiento o estudio una vez iniciado en cualquier momento; sin que ello le pueda afectar negativamente en otras terapias.
  • Comprensión: Es la capacidad del paciente de comprender la información más importante.

En nuestro caso es evidente que el uso de determinados tratamientos específicos, como algunas técnicas de osteopatía, de electroterapia, terapia invasiva (como punción seca, EPI o EPTE…), maniobras de suelo pélvico o respiratoria, el fisioterapeuta deberá valorar en cada caso los riesgos y/o beneficios; y dependiendo que técnica se quiere realizar, será más o menos relevante el previo consentimiento por escrito del paciente.

El paciente tendrá en todo momento voz y voto en este proceso de intervención sanitaria. Y en el caso de lo que considerase oportuno, podrá revocar libremente su consentimiento.

¿Qué es la disfunción del llamado suelo pélvico?

La disfunción del suelo pélvico es un concepto en el cual se engloba toda una serie de disfunciones y patologías, con diferentes cuadros clínicos, y que afecta a ambos sexos sin distinción.

Aunque en el caso de las mujeres es más frecuente, entre otras cosas, por los cambios físicos secundarios al embarazo. Y que va afectan negativamente en la calidad de vida de los pacientes.

La fisioterapia del suelo pélvico es una técnica de elección muy poderosa, ya que no constituye una terapia invasiva y logra resultados altamente positivos.

Los efectos negativos adversos y efectos secundarios son mínimos o inexistentes, y ayuda por un lado en la resolución de la patología y por otro lado también en la prevención.

Debido a los excelentes efectos beneficiosos y a la inocuidad de las técnicas; la fisioterapia enfocada al tratamiento del suelo pélvico, ha adquirido un papel importante en España.

consentimiento informado fisioterapia suelo pélvico

Fisioterapia del suelo pélvico en la actualidad

Hasta hace pocos años, por desgracia, los individuos con síntomas como incontinencia, prolapsos, dolor en las relaciones sexuales; no tenían muchas alternativas de tratamiento. Lo mismo sucedía en la atención postparto.

Desde entonces, la sociedad española ha ido tomando conciencia de la efectividad de técnicas de fisioterapia; enfocadas para el tratamiento de las alteraciones del suelo pélvico.

Los profesionales sanitarios hemos ido enfocando nuestro interés en el estudio del suelo pélvico, de las alteraciones que suponen distintas etapas de la vida o ciertas actividades sobre la musculatura del suelo pélvico y sobre los órganos de la pelvis menor. Cambios como el embarazo, parto, menopausia, cirugías y la actividad física.

Se sigue estudiando sobre nuevas técnicas y programas de ejercicios más efectivos que las técnicas empleadas hasta el día de hoy.

La musculatura del suelo pélvico consiste en una especie de «hamaca» que tiene la función de sostener las vísceras pélvicas. De alguna manera, el útero, la vejiga y el recto, se apoyan sobre esta hamaca llamada musculatura del suelo pélvico.

Cuando esta musculatura se ve alterada, bien por excenso de tensión o bien por falta de fuerza, o por una lesión (cirugías abdominales, episiotomías, degarros…) se puede alterar el la función de los órganos pélvicos. Y provocar síntomas como:

Pérdidas de orina, prolapsos, dolor durante las relaciones sexuales, vaginismo, incontinencia fecal, dolor menstrual.., Son síntomas frecuentes cuando existe una alteración del suelo pélvico. Y que tienen tratamiento eficaz a través de fisioterapia especializada.

Está indicada para los siguientes casos:

  • Embarazo: Con el objetivo de mejorar el tono muscular y la flexibilidad de la musculatura, entre otras cosas para prevenir desgarros e incontinencias.
  • Postparto: Evaluar y tratamiento del tejido cicatricial (episotomía, cesárea) y fortalecer la musculatura con el fin de evitar las pérdidas de orina o prolapsos.
  • Disfunciones sexuales: Como vaginismo, molestias en las relaciones o cicatrices dolorosas.
  • Incontinencia urinaria.

¿Por qué es necesario un consentimiento informado en la fisioterapia del suelo pélvico?

Alguna de las técnicas más efectivas son intracavitarias. A través de abordajes desde la vagina o desde vía anal, dependiendo del objetivo del tratamiento. Bien aplicando técnicas manuales o sondas como las de Tecarterapia. O también a través de pesarios, para fortalecer la musculatura.
Por eso hacer un consentimiento informado en la fisioterapia del suelo pélvico es muy importante. Ya que son técnicas que deben ser informadas correctamente al paciente.

MODELO DE CONSENTIMIENTO INFORMADO ELABORADO POR EL SEFIP

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para mejorar la experiencia en nuestra web.¿Estás de acuerdo?

Abrir chat