ESGUINCE DE TOBILLO Y FISIOTERAPIA

Vamos a detallar la definición del esguince de tobillo y como a través de la fisioterapia tratamos esta lesión.

¿Qué son los ligamentos?

Los ligamentos son bandas flexibles que en la gran parte de los casos, se encargan de unir dos huesos, formando la articulación. Ya que la unión de dos huesos forma una articulación, y se hace a través de los ligamentos, que sirven de puente de unión.

Otra función importante que poseen en las articulaciones es controlar la amplitud del movimiento y estabilizarlas, para que los huesos se muevan de manera controlada y apropiada.

Los ligamentos están formados principalmente por una sustancia proteica llamada colágeno. El colágeno se distribuye formando grupos llamados fascículos que a su vez se unen para formar las denominadas fibras básicas, que es la base de los ligamentos. Estas fibras son largas, flexibles y resistentes. El colágeno también existe en la piel humana, aportando elasticidad y es el principal componente del tejido conectivo de todo el cuerpo.

Esta característica de elasticidad y resistencia de las fibras de colágeno aporta que las articulaciones puedan moverse con libertad, evitando que éstas se sobre estiren demasiado provocando que los huesos se separen y la articulación se luxe.

¿Qué es un esguince de tobillo?

Por eso cuando existe una alteración en un ligamento, va a provocar un exceso de movilidad e inestabilidad de la articulación, ya que esa función de estabilidad se ve alterada. Es decir, el límite de deslizamiento articular aumenta.

La gran mayoría de los esguinces de tobillo se producen por un mal gesto que hace que la articulación vaya más allá de sus límites fisiológicos. Suele ser tras un resbalón, un traspiés, caer mal al saltar, una entrada al jugar al fútbol…

Tipos de esguince de tobillo:

grados esguince tobillo madrid fisioterapia purafisioterapia

Dependiendo de la gravedad del esguince de tobillo, lo podemos dividir en tres grados:

  • Grado I: Distensión del ligamento o mínima rotura de fibras, con dolor a la palpación del ligamento, leve edema local y sin hematoma. El paciente no refiere inestabilidad o es escasa. El tratamiento se basa en disminuir la inflamación, restablecer la movilidad articular,disminuir el espasmo muscular de defensa  fortalecimiento propioceptivo y tonificación muscular. Recuperación estimada en una semana a diez días.
  • Grado II: Distensión y rotura parcial de fibras. El edema es mayor y aparece hematoma. El paciente refiere inestabilidad y pérdida de la función (marcada cojera, dolor en actividades de carga…).El objetivo del tratamiento irá enfocado a disminuir el edema (drenaje linfático),  el hematoma y favorecer la movilidad articular tanto por parte del fisioterapeuta (técnicas de movilización osteopática, técnicas de baja velocidad) como por el paciente (movimientos de “bombeo” sin dolor). Trabajo de fortalecimiento y propiocepción. Recuperación estimada en tres a cinco semanas.
  • Grado III: Rotura completa de fibras del ligamento. Gran edema y hematoma. Pérdida de la función y marcada inestabilidad. La primera opción del tratamiento, en función de las necesidades individuales del paciente y estado concreto de la lesión, será la inmovilización con férula, escayola (cada vez menos empleado) o bien el procedimiento quirúrgico en caso de deportistas. Tras la inmovilización el tratamiento será como un esguince de tobillo grado 2. Recuperación estimada de ocho a diez semanas.

Si tienes alguna duda sobre el tema, desde Purafisioterapia estaremos encantados de ayudarte.

Puedes ponerte en contacto con Purafisioterapia, tu clínica de fisioterapia en Avenida América. 

Estaremos encantados de poder ayudarte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Usamos cookies para mejorar la experiencia en nuestra web.¿Estás de acuerdo?

Abrir chat